¡Ongamira Despierta! Es el grito de alerta de vecinos autoconvocados de Córdoba, Argentina, frente a la explotación minera metalífera a cielo abierto, contaminante y saqueante. El movimiento surgió ante la amenaza de explotación en el Valle de Ongamira, un lugar mágico y rico tanto a nivel turístico como arqueológico.
Cómo hace cuatro años, nos seguimos reuniendo en Asamblea para informarnos y debatir un panorama que, no sólo atañe al noroeste cordobés, sino que se repite con desolada continuidad en las nefastas experiencias vividas por nuestros hermanos de Catamarca, San Juan, Chubut, La Rioja, Tucumán y Santa Cruz entre otras provincias de la Argentina y en varios países de América Latina.
El contexto jurídico que regula la actividad minera, heredado de la decada del ’90, tiende únicamente a favorecer el desarrollo de ese sector de la industria en detrimento del patrimonio nacional.
En septiembre de 2008 el pueblo unido logró que se sancione por unanimidad la Ley Provincial 9526 que PROHIBE la MINERÍA METALÍFERA A CIELO ABIERTO en Córdoba. Esta Ley actualmente está amenazada ante un pedido de inconstitucionalidad. Por esto seguiremos Despiertos y Despertando.

¡Ongamira Despierta! dice sí a la vida y a la salud; sí a la preservación del agua y los recursos naturales; sí a la protección del patrimonio cultural y ¡NO A LA MINA!

En este blog encontrará el material necesario para informarse sobre la situación que esta sufriendo Córdoba y el resto de nuestro querido país frente a la amenaza minera.

DECLARATORIA DE ADHESION A LA DEFENSA DE LA LEY 9526

VIDEOS: Situación minera en Córdoba "MINAS A CORAZÓN ABIERTO"

¿Por qué siguen ofreciendo Ongamira si hay una Ley que la protege?

¿Por qué siguen ofreciendo Ongamira si hay una Ley que la protege?
Página oficial

Historia de una mina de uranio en Córdoba

jueves, 3 de febrero de 2011

Cosquín: Guitarra, bombo y protesta

Guitarra, bombo y protesta
Cosquí­n, uno de los lugares emblemáticos de la cultura y el canto popular, fue sorprendida por un grupo organizaciones sociales que con banderas, canticos y pancartas protestaron por las agresiones continuas al medio ambiente y exigieron a los polÃíticos un cambio de modelo. Escrache a Cadena 3.
2011-01-31-
Por Ximena Cabral y Katy García

Una nutrida columna de militantes organizados marchó desde la plaza de los artesanos por avenida San Martín hasta la plaza Próspero Molina. En su recorrido por la calle principal hicieron oír sus voces en contra de los desmontes, las fumigaciones aéreas, la instauración de mega basurales y la contaminación de cuencas hídricas.
Asimismo, defendieron la plena vigencia de la Ley 9526 que prohíbe la minería metalífera y nuclear de uranio que, por presiones de algunos empresarios y de la propia Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), podría ser declarada inconstitucional-.
Otra petición fundamental fue la promulgación de leyes provinciales para que se apliquen en todo el territorio. Por caso: normas que frenen las fumigaciones aéreas, que controlen el uso de agrotóxicos, y por la creación de un comité popular de cuencas. Las Madres de Ituzaingó Anexo, por su parte, denunciaron que la zona de exclusión que lograron tras 10 años de lucha ahora está siendo loteada.
Embanderados, y al ritmo de la música, los manifestantes entregaron volantes a los cientos de festivaleros. A su paso, recibieron el saludo de Fernando “Pino” Solanas y de militantes de Proyecto Sur que se encontraban en la ciudad serrana en campaña electoral. Hubo un escrache frente a la peña callejera de Cadena 3 y, finalmente, se volvió al punto de inicio donde se realizó una mística de los pueblos originarios.
Martín Carranza de Córdoba Despierta le expresó a Prensared que “esta movida en defensa de los bienes naturales se viene gestando año tras año y este ha sido especial porque se han sumado otras organizaciones y asambleas con distintas problemáticas” y agregó que “este es un momento muy grande, de felicidad, porque después de la derrota por la Ley de Bosques esto es un punto de inicio para una convocatoria más grande y abierta. Estoy convencido de que hay que organizarse y trasladar ese reclamo a los ámbitos públicos", sentenció.

La capital del folklore
Cosquín es uno de los lugares donde confluyen corrientes culturales y artísticas populares. Al mismo tiempo, la ciudad de las peñas callejeras también alberga a la cultura de masas que se recuesta en una lógica mercantil de la música "popular" en grandes escenarios y renombres.
Esta característica estuvo presente ayer en las calles coscoínas donde desde la propia movilización buscó disputarle un sentido más profundo a las concepciones sobre la tierra y las raíces populares. “El amor a nuestra naturaleza, presente en tantas coplas, hoy exige una nueva poética y nuevas actitudes”, se imprimió en uno de los volantes.
Los cánticos, los esténcils, los sonidos de la marcha cobraron entonces otros sentidos en la tierra del folklore. Gerardo Mesquida, integrante del Colectivo Paren de Fumigar, utilizó esta herramienta de comunicación callejera y, entre una pintada y otra explicó que “desde las organizaciones sociales sabemos que el arte es una forma de lucha; como decía Horacio Banegas, si el canto no libera la pena de los que están en la tierra de nada sirve ser la voz de la chacarera”.
Además de señalar esa posibilidad de expresión dentro del marco del festival apuntó a otros de los sentidos de la movilización en esa ciudad: “ sabemos que muchas veces también Cosquín desde la oligarquía campestre es un icono que representa a ese otro sector rural que va expoliando y quitando nuestros nutrientes para engordar el ganado extranjero".
"Entonces, esta marcha es una expresión para hacerle saber a nuestro país nuestros reclamos que a nivel ambiental están representados en la UAC, la minería, los glaciares, el agua y las fumigaciones (…) y a nivel mas coyuntural en socializar y mostrar que queremos modificar la ley sobre el manejo de agrotóxicos en la provincia para prohibir fumigaciones aéreas, establecer franja de 1500 metros de fumigaciones terrestres alejados de producciones apícolas y agro ecólogicas de toda vivienda y cursos de agua”, afirmó.
Llegando al bar Miranda algunos flashes capturaron la marcha y la bandera de la asamblea Córdoba Ciudad despierta giraba para quedar frente a las mesas del bar. Metros más adelante se leía “Andalgalá no será una ciudad sacrificable”, banderas de protección a la ley de glaciares, y "No a la mega minería" de Ongamira Despierta marcando la presencia de la lucha alrededor de la minería.
“Siempre hay que estar atentos con lo que pasa. Están llevando a la zona de la meseta el proyecto de minería donde hay muy poco agua y esto implica que la gente ya no va a poder vivir más allí”, aclaró Roberto, acompañado de su esposa.

Vinieron desde Esquel a vacacionar.
Esquel, ejemplo de lucha y organización para frenar el avance minero, esta otra vez en alerta, aunque la experiencia previa ya dejo redes y contactos locales para enfrentar la iniciativa: “La organización No a la mina sigue presente y aunque no se organizan marchas sigue el local abierto para información pero siguen en contacto con las luchas presentes y son parte de la Unión de Asambleas Ciudadanas”, enfatizó.
Un poco más acá, las presencias locales se hicieron presentes denunciando cómo la problemática de la basura se ha instalado en la zona serrana. Iván, de Vecinos de Punilla, narró la creación de la organización cuando el gobierno dio a conocer que haría tres mega vertederos de basura en la provincia, uno de ellos muy cerca de Cosquín
“Empezamos de una manera más reactiva de defensa cuando nos enteramos de que nos querían tirar la basura acá y después comenzamos a elaborar un proyecto propio donde proponemos que cada municipio se haga cargo del reciclado de su propia basura”, aseguró.
Con respecto al proyecto de los mega vertederos puntualizó: “imagináte las consecuencias de centralizar la mugre, no separar lo orgánico de lo inorgánico, la contaminación es inmediata, y al gobierno lo único que le importa es tirar la basura y que no se note”.

Basta de fumigaciones
“Organizaciones y asambleas estamos presentes en todo el país y en movilización permanente. Andalgalá, Belén, Esquel, Salta, Jujuy y en un montón de pueblos y provincias”, resonaba en el megáfono al doblar por la calle Catamarca y frenar ante un espectáculo callejero. “Paren de fumigar, paren de envenenar, paren de desmontar” coreaba un grupo que logró llamar la atención de los guitarristas que al término de la canción saludaron y apoyaron.
Sofía Gatica y María Godoy, Madres de Ituzaingó Anexo, llegaron hasta Cosquín para acompañar la movilización y realizar nuevas denuncias. “Lo sorprendente es que después de diez años de lucha para obtener una extensión de la frontera y lograr un área de exclusión para evitar ser fumigados, actualmente esos terrenos están siendo loteados y van a poner gente sobre las tierras envenenadas. Están abriendo calles y esa es la nueva lucha que se nos viene”, sostuvo Sofía.
Para María Godoy los loteos son una locura. “Es zona rural dicen algunos y desde el estado municipal no se controla. Hemos presentado notas y no hemos obtenido respuestas. Engañan a la gente porque son terrenos que no tienen ningún servicio y están sobre tierras contaminadas”, consideró.
En otro orden aseguró que están pendientes de la fecha de inicio del juicio contra dos productores sojeros donde la municipalidad es querellante. “No son solo los sojeros, están los funcionarios responsables por acción y omisión que también son responsables por las muertes y las enfermedades en barrio Ituzaingó Anexo”, concluyó.
Por su parte, la investigadora Cecilia Carrizo aclaró que, actualmente, se está trabajando sobre la reglamentación de la ley aunque según su entender debería ser modificada. “Se está hablando de la reglamentación de las ley de agroquímicos basada en el discurso de las buenas prácticas. Esto significaría que si se hacen las cosas como se deben se solucionaría el problema. Pero nadie lo aplica bien".
"Los aviones no están autorizados, no hay registro, ni control de los vuelos. Por eso estamos proponiendo una reforma de la ley y queremos que se haga un cordón sanitario porque el problema afecta no solo a los que se enferman sino a la biodiversidad. En Europa, se prohibió la fumigación aérea”, argumentó.
Gerardo Mesquida, en tanto, aclaró que "la existencia de varias ordenanzas similares como las de Villa Ciudad Parque, Villa General Belgrano, Anisacate, San Francisco y Mendiolaza sientan jurisprudencia para pelear no solo la ley provincial sino una ley nacional. Con respecto a la Ley Nacional las presiones que sufrieron las corrientes políticas que la promovieron hicieron retroceder y quitar el tema de la prohibición de los aeroaplicadores”.
Enfocándolo como si se tratara de una problemática de “puestos de trabajo” se estaría desviando la discusión porque “no puede primar la visión productivista a la vida de los habitantes que están en los cinturones verdes” afirmó y, posteriormente, argumentó sobre la tergiversación de esta visión donde las producciones actuales se externalizan en enfermedad y contaminación. “Eso no está subido en el costo final, por ejemplo, del precio que se venden los granos a Europa” subrayó.

El colapso de Aguas Cordobesas
Gustavo Spedale, de la Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y a favor de la Vida (CCoDAV), expuso desde su propia experiencia como han denunciado la problemática y las políticas relacionadas con el agua y que no han tenido visibilidad mediática.
Puntualmente, ejemplificó que lo hicieron no solo con los reiterados informes respecto al colapso de la prestataria Aguas Cordobesas y la falta de inversión en el sistema sino de las nuevas políticas sobre agua que se abalanzan para los próximos cinco años.
“El reciente anuncio de la creación de la Administración Provincial de Recursos Hídricos (Aprhi), ente autárquico que remplazó a la DIPAS, tuvo una cobertura mediática casi inexistente en relación a la incidencia pública que tendrá sobre el control del agua”, aseguró
"La envergadura de la creación de este Ente se basa en un modelo chileno que le da a una empresa española para que haga los bancos de agua para venderle por ejemplo a la minería. Acá serían bancos de agua para agricultura. Hasta el momento en la Dirección Provincial de Hidráulica no había una política con estas implicancias. El ente, conformado por autoridades designadas por el Ejecutivo provincial, asumiría por cinco años el poder de posesión sobre el código del agua, dictar códigos nuevos, avanzar sobre la líneas de ribera… son la autoridad máxima del agua y sin ningún control”, denunció
Con respecto a las cuencas y reservorios de agua para el consumo humano, explicó que “en localidades del interior, todas las cuencas de Punilla están destruidas. No figura en ninguna prensa, en ningún medio y es desesperante. A la noche, en Tulumba, cavan pocitos de agua. En Bialet Massé están haciendo casas pero no te dan la conexión de agua. Esta todo oculto acá pero algo va a pasar, el agua es indispensable, la gente no puede vivir sin agua”, aseveró.
Agregó además que también las Sierras Chicas; Capilla del Monte, Cruz Chica, Huerta Grande, Cosquín, Mirador del Lago, La Calera, Salsipuedes y Río Ceballos, reciben escasa agua muchas veces no potable o cargadas desde ríos o arroyos contaminados; pueblos que toman agua contaminada con arsénico, como los que se proveen del acueducto Villa María - San Francisco; ríos y arroyos desapareciendo por la extracción descontrolada de agua subterránea para el monocultivo de la soja forman parte de la no-agenda.

El mundo del revés
Uno de los participantes de la movilización fue Jeremías Chauque. Junto a su padre, el canta-autor, Rubén Patagonia hace tiempo que acompañan todas las luchas por la salud y el medio ambiente. El compromiso de Jeremías no solo es artístico. El mismo carga con una causa penal por intentar detener una fumigación con agrotóxicos en el pueblo en el que eligió para vivir junto a su esposa e hijos.
“Nosotros estamos viviendo Cosquín como un encuentro entre los que vivimos en esta Nación. Lo importante es recuperar la cultura, nuestras costumbres, las tradiciones, las danzas, pero, fundamentalmente también debe ser un espacio para exigir nuestro derecho a vivir sano y que se respete nuestro territorio”, le dijo a este medio al finalizar la movida.
“En este mundo al revés donde vivimos, el que es peligroso soy yo, el que invade la propiedad privada, porque decidimos decir no, porque dijimos ¡esperen! acá hay chicos, la ley no nos ampara. Entonces, tengo una causa penal porque con mi compañera decidimos oponernos”, explicó.
Nació en la Patagonia pero eligió vivir Santa Fe junto a su familia en un pueblito pequeño que con el tiempo fue rodeado de plantaciones de soja.
“Estamos amenazados, pero debemos comprometernos porque queremos que nuestros hijos crezcan desde y con la tierra, por eso decidimos elegir nuestro estilo de vida. Tenemos nuestra propia huerta y animales que ahora se nos están muriendo”, amplía.
El músico también recordó que los agrotóxicos no son un invento de algunos: “La exposición a los agrotóxicos existe y causa daño y no lo digo yo, hay médicos que trabajan en esto. En el pueblo ya hay niños que nacen con malformaciones, que nacieron ciegos, con bajo peso etc.”.
Sobre esta problemática, Medardo Ávila, dese Médicos de Pueblos Fumigados, señaló que “como profesionales de la salud vivimos diariamente el padecimiento de nuestros pacientes. Creemos que este tema no está incorporado a la agenda política y vemos la urgencia de defender el agua, el suelo, la tierra de una serie de contaminantes que está generando el sistema de producción extractiva que predomina en la Argentina”-
Como integrante de la Red Universitaria de Ambiente y Salud, el galeno anunció que en el próximo encuentro de médicos fumigados se analizarán otras cuestiones tales como “los insecticidas que se usan en Argentina y en Córdoba en particular porque son los más venenosos. Esto no se sabe y se están usando sin ningún tipo de control”, afirmó.

Presencia Qom
El representante de la comunidad wichi de Formosa Oscar Waisa participó de la protesta mostrando como la problemática de las tierras, los pueblos originarios y la represión es la otra cara del conflicto dentro de la expoliación de los bienes naturales comunes.
En noviembre, dos miembros de la localidad La Primavera fueron asesinados en Chaco en un intento de desalojo con participación directa de la policía y por órdenes del gobierno de Infraín. El desalojo, según arguyeron, se produjo porque ese terreno –habiendo tantos otros – estaba destinado a la Universidad que, por su parte, mantuvo un silencio de radio sobre la brutal agresión.
“Hubo dos hermanos muertos y parece ser que la muerte de los indios no significa nada. No se puede entender que en siglo 21 ocurran estas cosas”, expresó Oscar quien ayer invitado por Bruno Arias subió al escenario mayor de Cosquín y junto al líder de la comunidad Félix Díaz reclamaron justicia.
“Estamos en un acampe en capital federal desde el 9 de diciembre del año pasado. Dos meses. Hacemos encuentros de arte y poesía y actividades culturales con músicos amigos y una changada joven que se ha unido y estamos contentos por eso. Pero muy tristes por la sordera y la ceguera del Estado nacional y también de la sociedad que es indiferente”, dijo con amargura.
Félix Díaz, está siendo perseguido y amenazado de muerte. “Le han quemado la ropa, la vivienda y los documentos. Y estamos pensando en buscar otras medidas y apretar el pie en el acelerador y en febrero hacer una huelga de hambre con ayuno total hasta obtener justicia y respeto por los derechos”, aseguró Oscar.
También acusó a las provincias y al Estado nacional de no hacer respetar las leyes que prohíben los desmontes, los desalojos y la contaminación. “Ya no necesitamos fotografías de Bangladesh o Biafra, lo tenemos acá. Hace 30 años que viene ocurriendo”, graficó.
Estos testimonios “en carne viva” muestran la persecución, las amenazas, los asesinatos y las más variadas formas de expoliación que van delimitando la geografía territorial. A estas experiencias se suman quienes van apostando hacia otro sistema que defienda la vida donde las raíces puedan dar flores y frutos. En la tierra del folclore, “estamos caminando para hacer conciencia” repetían una y otra vez por el megáfono.

Escrache a Cadena 3
Las peñas callejeras son otra atracción para los artistas que comienzan a dar sus primeros pasos y para el público que se prende y ahí nomás empieza a bailar. En el escenario de Cadena 3, ubicado en diagonal a la iglesia y al lado de los stands de Formosa y Chaco, bramaba el grupo Raza Viva. Fue ahí que la columna detuvo su marcha.
Todo tranquilo. Pero las frases “Mario Pereyra y Rony Vargas, cómplices” se escucharon claras y contundentes. Sobre este episodio Carranza le comentó a Prensared que “es algo que siento en el alma hace muchos años y creo que debe ser el inicio de un escrache sistemático”.
"Tenemos que darnos cuenta de que esta gente es funcional a todas las corporaciones. Mario Pereyra miente y oculta la información. Y si escuchamos un poco del principio al fin de la programación, vemos que está solventada por las empresas dedicadas a los agro negocios. Y este ha sido el inicio de una sana actitud contra un medio que domina el mercado radiofónico en base al engaño y la hipocresía”, opinó.
Cecilia Carrizo también manifestó que envían información que nunca es dada a conocer. “Es una violencia hacia nosotros. Nos matamos enviando cosas a la página web y a la radio y nada. Me parece que hay que ser más ecuánime y plural en la información”, sostuvo.

Fuente: www.prensared.com.ar

No hay comentarios: