¡Ongamira Despierta! Es el grito de alerta de vecinos autoconvocados de Córdoba, Argentina, frente a la explotación minera metalífera a cielo abierto, contaminante y saqueante. El movimiento surgió ante la amenaza de explotación en el Valle de Ongamira, un lugar mágico y rico tanto a nivel turístico como arqueológico.
Cómo hace cuatro años, nos seguimos reuniendo en Asamblea para informarnos y debatir un panorama que, no sólo atañe al noroeste cordobés, sino que se repite con desolada continuidad en las nefastas experiencias vividas por nuestros hermanos de Catamarca, San Juan, Chubut, La Rioja, Tucumán y Santa Cruz entre otras provincias de la Argentina y en varios países de América Latina.
El contexto jurídico que regula la actividad minera, heredado de la decada del ’90, tiende únicamente a favorecer el desarrollo de ese sector de la industria en detrimento del patrimonio nacional.
En septiembre de 2008 el pueblo unido logró que se sancione por unanimidad la Ley Provincial 9526 que PROHIBE la MINERÍA METALÍFERA A CIELO ABIERTO en Córdoba. Esta Ley actualmente está amenazada ante un pedido de inconstitucionalidad. Por esto seguiremos Despiertos y Despertando.

¡Ongamira Despierta! dice sí a la vida y a la salud; sí a la preservación del agua y los recursos naturales; sí a la protección del patrimonio cultural y ¡NO A LA MINA!

En este blog encontrará el material necesario para informarse sobre la situación que esta sufriendo Córdoba y el resto de nuestro querido país frente a la amenaza minera.

DECLARATORIA DE ADHESION A LA DEFENSA DE LA LEY 9526

VIDEOS: Situación minera en Córdoba "MINAS A CORAZÓN ABIERTO"

¿Por qué siguen ofreciendo Ongamira si hay una Ley que la protege?

¿Por qué siguen ofreciendo Ongamira si hay una Ley que la protege?
Página oficial

Historia de una mina de uranio en Córdoba

domingo, 13 de junio de 2010

El Gobierno proyecta construir una quinta central nuclear con tecnología de tercera generación

El gobierno nacional continúa con su plan para desarrollar el sector nuclear argentino, en el que confía poner en operación en 2011 la tercera central nuclear -Atucha II-, a la vez que trabaja en el proyecto de la cuarta central y ya analiza la construcción de la quinta, con tecnología de tercera generación.
Isabel Vila
En su momento, el país optó y desarrolló una línea tecnológica de reactores de potencia sobre la base de combustible con uranio natural y con agua pesada.
En la actualidad se ha empezado a considerar la diversificación hacia la tecnología de reactores de potencia con combustibles sobre la base de uranio de bajo enriquecimiento y moderados con agua liviana, sin resignar por ello la línea tecnológica actual.
El Gobierno -a partir de trabajos realizados por técnicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y Nucleoeléctrica Argentina (NASA)- avanza con los análisis para la definición de la quinta central nuclear argentina, que tiene como condición indispensable para la decisión a tomar la transferencia de tecnología, la fabricación en el país del combustible nuclear y la participación mayoritaria de la industria local.
La titular de la CNEA, Norma Boero, fue quien anticipó el lunes pasado en el acto realizado en el Centro Atómico de Ezeiza para celebrar el 60 aniversario de la institución, que el Gobierno avanza con el diseño de una quinta central nuclear.
Más allá del anticipo, hasta el momento no se conocen precisiones sobre la misma aunque los especialistas coinciden en que no tendrá la misma tecnología de las tres centrales nucleares del país Embalse, Atucha I y Atucha II -en proceso de terminación- y el proyecto de la denominada "cuarta central".
La quinta central deberá contar con tecnología de tercera generación, con las consiguientes optimizaciones en sus normas de seguridad, y los posibles oferentes podrían ser empresas de Estados Unidos, Francia, Rusia y de la República de Corea.
La empresa Nucleoeléctrica Argentina (NASA)- a cargo de la operación de las tres centrales nucleares del país, y la Comisión de Energía Atómica (CNEA) están colaborando con el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios en esta definición.
Tanto Atucha I y II, así como Embalse, cuentan con tecnología PHWR, que en el caso cordobés es de diseño canadiense CANDU, mientras que las otras dos son de diseño alemán, con equipamiento Siemens.
Para la construcción de la cuarta central, el gobierno argentino había acordado con Energía Atómica de Canadá (AECL) la compra de tecnología similar a las de las otras centrales existentes-, pero la empresa estatal canadiense se encuentra ahora en proceso de privatización por lo que ya se estarían viendo las condiciones que deberán reunir los proveedores de otros países para ese proyecto.
Al respecto el secretario de Energía, Daniel Cameron, indicó en el centro Atómico de Ezeiza el pasado lunes, que "deberíamos tomar una definición sobre el tema a más tardar a fin de año".
Lo que es casi seguro, es que la quinta central tendrá una tecnología diferente, teniendo en cuenta que se habla de un proyecto que podría estar operando en 2030.
"Se está pensando en utilizar uranio levemente enriquecido -que no alcanza para ser empleado con fines bélicos-", señaló el funcionario.
Cameron consideró que la nueva central debería complementar la tecnología que tiene Argentina en temas nucleares.
Por su parte Boero estimó que "probablemente la cuarta central sea de uranio natural, pero casi seguro que para la quinta Central núclear se cambiará de línea" razón por la que considera indispensable para el país, contar "por un lado con uranio nacional y por otro uranio enriquecido nacional".
Dijo que "al Plan le faltaría una pata si no desarrollamos también el enriquecimiento de uranio y eso es lo que se está haciendo en Pilcaniyeu, donde se reactivó lo que se había abandonado en la década del 90".
Según la funcionaria este desarrollo "no generará reclamos" de otros países, porque en el caso de Pilcaniyeu "se trabaja por debajo del 20 por ciento (de enriquecimiento de uranio), y por otra parte, todos los reactores que vendemos así como los que convertimos -caso Argelia- son de menos del 20% al igual que los radioisótopos que fabricamos para los que se utilizan blancos menores de 20".
Por último, la titular de la CNEA aseveró que "Argentina es el único país del mundo que desarrolló una tecnología para fabricar en menos de 20%, por lo que somos puestos como ejemplo de país que trabaja por la paz, ya que contribuye a la no proliferación de armas nucleares".

Fuente: http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=188844&id=360158&dis=1&sec=3

No hay comentarios: